Publicado el

Conviértete en millonario en 3 sencillos pero poderosos pasos

conviertete-en-millonario

Si quieres ser rico sólo debes apegarte a un simple método, el Trípode de la Prosperidad Financiera. Método que creamos en dinerandia. En este artículo te contaremos de qué se trata y cómo empezar a aplicarlo.

El Trípode de la Prosperidad Financiera se basa en 3 pasos fáciles de comprender.

1.Generar ingresos

2.Ahorrar

3.Invertir 

Cada paso es necesario para dar el siguiente, y el 3er paso lleva hacia el primero.

Empecemos.

generacion-de-ingresos

1.Generar ingresos

1.1. Tipos de ingresos

Puedes tener dos tipos de ingresos.

1.1.1 Ingresos Ordinarios

Los ingresos ordinarios son las entradas de dinero que recibes regularmente. En el segundo paso aprenderás métodos para ahorrar según el tipo de ingreso del que se trate. Por ahora sólo vamos a nombrar algunos ejemplos de ingresos ordinarios:

*Salario

*Intereses por inversiones de renta fija

*Ayuda económica

1.1.2 Ingresos Extraordinarios

Los ingresos extraordinarios son las entradas de dinero que no recibes regularmente, y que son generadas por hechos que no son habituales. Por ejemplo:

*Venta de objetos que ya no usas

*Herencia

*Regalo

ahorro

2.Ahorrar

Una vez que generes ingresos tienes que decidir que vas a hacer con ellos. Una parte los usarás para satisfacer tus necesidades y deseos y otra parte es fundamental que la ahorres e inviertas Esto lo harás para aumentar tu capital (tu riqueza) y alcanzar a través de la inversión tu prosperidad financiera.

Empecemos con el ahorro.

Con relación a este tema surgen 2 preguntas.

¿Cómo ahorrar? 

¿Cuánto ahorrar?

Respondamos la primera interrogante.

2.1 ¿Cómo ahorrar?

Gasta lo que te queda DESPUÉS de ahorrar

Al recibir tus ingresos lo primero que harás es separar la parte de ellos que va destinado al ahorro, y gastarás lo que sobra.

Así de sencillo. En el punto siguiente verás cuánto debes ahorrar.

2.2 ¿Cuánto ahorrar?

Hay un dato interesante que nos va a guiar, las personas adineradas ahorran entre un 25% a un 30% de sus ingresos aproximadamente. Ese es el porcentaje al que tienen que apuntar tus ahorros, 30%.

Pero como aprendiste más arriba, existen distintos tipos de ingresos, por lo que es lógico ahorrar en distinta medida dependiendo del tipo de ingreso del que se trate, veamos:

2.2.1 Ahorro en los Ingresos Ordinarios

Los ingresos ordinarios son los que sabes en que momento los recibirás y cuál va a ser el monto de los mismos, por ejemplo, tu salario.

Para este tipo de ingresos la meta de ahorro es de 30%. 

Esta cifra puede ser un poco elevada al comienzo, por lo que te recomendamos empezar por un 10%, y si esta cifra sigue siendo mucho, empieza ahorrando LO QUE PUEDAS, y ve aumentando con el tiempo el porcentaje que destinas al ahorro.

2.2.2 Ahorro en los Ingresos extraordinarios

Los ingresos extraordinarios son los que no sabes en que momento los recibirás, son generados por situaciones que no se van a repetir, por ejemplo, recibir una herencia.

Para este tipo de ingresos la meta de ahorro es de 100%.

Cualquier ingreso extraordinario que recibas debe ir íntegramente a tus ahorros, esto puede parecerte una locura si recién estás empezando a educarte financieramente, pero una vez que comprendas que es necesario controlar tus impulsos para realmente poder conseguir tu libertad financiera vas a entender por completo este punto.

Una vez que empieces a ahorrar te va a surgir otra pregunta,

¿qué hacer con tus ahorros?

invertir

3.Invertir

Cuando empieces a ahorrar vas a toparte con que tienes dinero que no vas a gastar. Pero si no lo vas a gastar ¿qué vas a hacer con él?

Fácil, lo vas a invertir. De poco sirve que ahorres y dejes ese dinero debajo de tu colchón, ya que la inflación va a provocar que tu poder adquisitivo sea cada vez menor.

Por esta razón a la mayor parte de tus ahorros los vas destinar a la inversión. A través de la inversión tu dinero va a comenzar a generar intereses y a aumentar por sí mismo, sin la necesidad de que vos hagas nada.

Cuando tengas un capital considerable es probable que ya no tengas que trabajar por necesidad sino por gusto, ya que vas a poder vivir cómodamente de los ingresos que generen tus inversiones.

Te puede interesar… 3 inversiones para que empieces a generar ingresos pasivos rápidamente, seguras y de bajo capital.

Los puntos hasta aquí desarrollados son los principios del Trípode de la Prosperidad financiera.

Si los comienzas a aplicar con determinación y constancia, tienes asegurada tu prosperidad financiera.

Publicado el

Diferencia entre gasto e inversión

La diferencia fundamental entre gasto e inversión es el retorno esperado de cada uno de ellos. Mientras que en la inversión se espera conseguir rendimiento en el futuro, el gasto es la simple utilización de un bien o servicio a cambio de una contraprestación.

Cuando invertís, lo haces con el ánimo de obtener una mayor rentabilidad o beneficio en el futuro. La inversión es todo aquello que permite una mejora posterior a cambio de emplear recursos en la actualidad. Una inversión puede ser:

  • realizar un depósito bancario (a cambio de un interés),

  • poner dinero en un fondo de inversión o bolsa,

  • que crees una empresa (obtener dinero y/o trabajo),

  • que estudies una carrera (con el objetivo de llegar más lejos y tener mejores condiciones),

  • aprender un idioma,

  • o comprarte mejores equipos técnicos para producir más.

Un gasto está destinado a satisfacer una necesidad o deseo. Cuando compras un helado, ropa o similares, lo haces porque tienes la necesidad de alimentarte, vestirte o simplemente el deseo de adquirir dichos componentes. Cubres necesidades en la actualidad, y no esperas obtener un rendimiento o beneficio en el futuro. Un gasto puede ser:

  • Comprar ropa,

  • comida,

  • ir al cine o

  • pagar el alquiler.

Mejora tu educación financiera con más conceptos dando click aquí.

Publicado el

¿Por qué invertir? 3 poderosas razones para que comiences a invertir

Es probable que muchas veces te veas tentado a seguir por el buen camino de las inversiones, pero tu entorno no es el propicio y no tienes referentes a los cuales poder recurrir para sacar tus dudas.

La más común es ¿Por qué invertir?

Te vamos a dar 3 razones por las cuales debes comenzar a invertir…

Invertir:

1.Potencia la capacidad de tus ahorros, acercándote a tus metas con mayor rapidez y exponencialmente. Gracias al interés compuesto, que es el interés que se gana sobre el dinero que invertís inicialmente (capital) más el interés que gana tu capital. Supongamos que invertís $ 100 y que el primer año ganas el 30% (es decir, $ 30 de interés. La próxima vez que se calcule el interés, se hará sobre $ 130 (capital más intereses) en lugar de hacerse sobre los $ 100 que invertiste inicialmente. Esto puede multiplicar tus ahorros con bastante rapidez)

Te puede interesar… ¿Qué es el interés simple? y ¿qué es el interés compuesto?

2.Gana dinero sin hacer nada! Si invertís en instrumentos que te generen ingresos pasivos, vas a ganar dinero hasta cuando estés durmiendo. Ya que el ingreso pasivo es el que generas cuando pones tu capital a trabajar, tu trabajo consiste sólo en buscarle empleo y luego disfrutar de los intereses.

¿No sabes en que invertir? 3 inversiones para que empieces a generar ingresos pasivos rápidamente, seguras y de bajo capital

3.Te brinda tranquilidad al saber que estás dando los pasos correctos hacia la prosperidad financiera. Estás siguiendo el camino de los hombres más prósperos de la historia, y ese créeme que es un buen camino.

 

 

 

 

Publicado el

3 ideas de inversiones para generar ingresos pasivos rápidamente, seguras y de bajo capital

¿Cómo generar ingresos pasivos?

Una de las 3 patas del trípode de la prosperidad financiera es la inversión. En este post te dejamos 3 opciones de inversión seguras para que empieces a generar ingresos pasivos rápidamente y de forma práctica.

Genera ingresos sin trabajar:

1. Fondos comunes de inversión

Los fondos comunes de inversión consisten en poner en común tus fondos con los de otros inversores para invertirlos en diferentes activos, bajo la gestión de un profesional.

son una buena alternativa para diversificar tu inversión cuando dispones de poco capital, ya que inviertes en numerosos instrumentos, en los cuales no podrías invertir individualmente con un monto pequeño de dinero.

Los fondos comunes de inversión minimizan el riesgo al invertir tu dinero en numerosos instrumentos y estar gestionados por profesionales.

2. Invertir en Bonos

Los bonos son títulos de deuda que algunas empresas, gobiernos y otras entidades emiten con el fin de financiarse, y que te dan el derecho de recibir pagos periódicos de intereses, que se fijan de antemano y son constantes durante la vida de estos.

Se considera una inversión de bajo riesgo, ya que se sabe de antemano cuánto vas a recibir de intereses y que no van a variar hasta el vencimiento.

3. Depósitos a plazo fijo

El plazo fijo es la más común y la más conocida inversión entre aquellas personas que buscan seguridad y sencillez.

El funcionamiento es sencillo. El banco te ofrece una  rentabilidad a cambio de que mantengas tu dinero durante cierto tiempo en dicha entidad. Es decir que cobrarás los intereses una vez cumplido el plazo. En el caso de necesitar el capital antes de la fecha, lo podrás retirar pero tendrás que pagar una penalización.

¿Todavía no te decides? 3 razones poderosas para empezar a invertir!